Make your own free website on Tripod.com

Home

Méritos Académicos y Curriculum Vitae | ENGLISH: ACADEMIC MERITS | El Anciano Dependiente; Una Ley Francesa, La Realidad Nacional; Un Estudio Comparado | El Cuerpo del Anciano en el Psicoanálisis Actual | El Cuerpo del Demente | Hidatidosis | Iatrogenia del Saber Médico | Patología Ocular en el Anciano | Inmunidad, Mundo Interno y Narcisismo | La Depresion Normal en el Anciano Valorada a traves del Test de Rorschach | Maduras y Felices. Psicosomática del Climaterio | Psicometría Y Psicodiagnóstico en la Tercera Edad. | Psicosomática en Psicogeriatría | Los Judíos en Montevideo a lo largo del Siglo XX | Necesidad y Viabilidad de un Servicio de Psicogeriatría en la Dirección Nacional de Sanidad | Límite de Continencia del Anciano en su Hogar | Conviviendo con la Demencia | Enteógenos y Adicciones
David M.Karp Psicólogo Psicogerontologia Psicosomática
Los Judíos en Montevideo a lo largo del Siglo XX

Estudio Longitudinal y comparativo de la Comunidad Judía en Montevideo en el Siglo XX

cara7.jpg

Dedicatoria , Introducción y Aclaraciones


Isaac Bashevis Singer, Premio Nobel de literatura 1978, ha dicho sobre el pueblo judío:
"Es el pueblo que no ha dormido, pero tampoco ha dejado dormir a los demás"
Quiero dedicar este trabajo a Isaac Vainsecher quien no durmió por no dejar dormir a mi, y a una colectividad en general
David Karp
Montevideo 3/12/78
Espero que la fecha de esta dedicatoria no sorprenda desprevenido al lector, pero en realidad, es la fecha en que originalmente se comenzó el presente trabajo. El mismo tenía como finalidad ser presentado - y así se hizo - como trabajo final del Curso de "Análisis Cuantitativos de Datos Históricos" que tuve la oportunidad de cursar en 1978.
Como tantas otras cosas, quedó guardado en un cajón de algún escritorio, al principio, en algún cajón de mi casa en el Kibutz después, y nuevamente volvió al Uruguay a engrosar el archivero rotulado "Mis Trabajos".
Fue así que durmió "el sueño de los Justos", hasta que recientemente, decidí que sería una buena oportunidad - después de 18 años (Jai)- completar el estudio y ampliarlo a la totalidad del siglo.
Nuevamente dirigirse a Div. Estadística del MSP, a la Biblioteca Nacional, etc , etc.
También tuve que dirigirme a las Comunidades para solicitar los datos correspondientes.
Fue en este caso donde me encontré con una actitud totalmente diferente por parte de cada una de ellas.
Por un lado, la Comunidad Israelita, luego de una pequeña charla , donde tuve que explicar los motivos de mi solicitud de datos, se puso a mi total disposición cada vez que así fue necesario.
Pero, por otro lado, la Comunidad Sefaradí, bajo la Presidencia del Cr. Roberto Cuenca, planteó su negativa a facilitarme los datos desde un primer momento, situación esta que en el momento en que estoy escribiendo estas líneas no ha podido ser revertida.
Es así que, un trabajo que podría haber sido completo, se ve trunco como resultado de la decisión de aquellos que cuentan con poder de negativa y con carencia de capacidad de escucha. Hago la siguiente aclaración para dejar en claro que no es una actitud negativa hacia los judíos sefaradim la que ha motivado esta falta de datos.
Una vez aclarado esto invito al lector a seguir las próximas páginas en las cuales compartiremos una pequeña aventura de un siglo.
Un siglo para una comunidad que, por motivos de siglos de persecuciones, no ha conservado muchos datos de sí misma, y que recientemente un tercera generación joven ha encontrado las condicionantes históricas para poder comenzar a "hacer historia" sobre sí misma. Este "hecer historia" al igual que en el psicoanálisis, cumple con la finalidad de conocerse para luego poder superarse.
No es fácil cuando se debe recurrir a indicadores indirectos para fundamentar hipótesis de trabajo.
Los datos con que se trabajó fueron los registros fúnebres de las Comunidades Israelita y Sefaradí ,los registros de causas de mortandad de la Div. Estadística del Ministerio de Salud Pública, datos aportados por el Dpto. de Inmigración, mapas aportados por la Biblioteca Nacional, y la buena voluntad de mucha, mucha gente.
Las causas de mortandad se han reclasificado a lo largo del presente siglo, lo que plantea un elemento de desvío en los datos que se han manejado, como así también la confiabilidad de los registros de las causas de muerte en las Comunidades. Independientemente de la buena disposición de los funcionarios, hace falta una formación específica para poder determinar y clasificar correctamente las causales de acuerdo a lo que se desprende de los certificados de defunción.
A pesar de eso, las causales estudiadas, dejan un margen menor de error ya que las enfermedades infectocontagiosas junto con el cáncer son relativamente fácil de extrapolar de la mayoría de los certificados de defunción. Las enfermedades cardiovasculares presentan una problemática más específica - ya que la patología cardiovascular puede ser el corolario de una muerte, que de por sí se debió a otra patología - pero, como el lector podrá darse cuenta, los datos que se manejan, son traídos como indicadores indirectos de otro tipo de realidades, y en ningún momento son tomados como "verdades absolutas".
Finalmente se han conseguido los datos de la población judía del Estado de Israel, a efectos que sirvan de punto de comparación con la realidad de nuestros judíos montevideanos.
Hechas pues estas aclaraciones, invitamos al lector a seguirnos por un siglo de historia de los judíos en la ciudad de Montevideo.




Psic.David Mordejai Karp
Montevideo setiembre de 1996




Los Judíos en la Ciudad de Montevideo

La actual colectividad judía en el Uruguay no es en ningún modo, la continuación de la vida que judíos marranos hubiesen llevado en la ocupación española. Al parecer, estos judíos habrían sido asimilados completamente por el medio no judío.
Se ha tomado a 1907 como el comienzo de la inmigración judía al, Uruguay, pero, de acuerdo con los archivos del Departamento de Inmigración, entre 1896 a 1907 habrían llegado aproximadamente 93 judíos por vía ultramarina. Es necesario señalar que la afluencia de judíos de ultramar, como la de los países vecinos debe de ser tomadas en cuenta (debido al gran trafico entre Uruguay y Argentina, es imposible establecer cuantos inmigrantes judíos habrían llegado de la vecina orilla ) . Esta primera población judía, al igual que la que fue llegando a través de los años estuvo formada por judíos Ashkenazim, y judíos Sefaradim ( los primeros provenientes de la Europa Central y Oriental, mientras que los segundos provenientes de Turquía, Siria , Grecia - Imperio Otomano-)

El 21 de Setiembre de 1909, se fundo la primera institución judía en el Uruguay "HEZRA" destinada a la ayuda mutua y la beneficencia. La mayoría de sus fundadores fueron ashkenazim, y la colectividad judía argentina habría tenido un papel decisivo en la fundación de esta institución. En 1911 se forma la organización " DORSHEI TZION" abocada a la tarea cultural.
En el año 1916, se fundan la "JEVRA KADISHA" (ashkenazi ) y "JESED SHEL EMET" (sefardí ). Estas dos instituciones fueron creadas con el fin de proporcionar sepultura de acuerdo a la tradición mosaica. Hasta ese momento, los judíos eran sepultados en el cementerio Ingles ( debido a que a diferencia de otros cementerios no se reducían los restos), pudiéndose encontrar hoy día las lápidas que así lo testimonian.
En noviembre de 1927 se inauguro el Cementerio Askenazi, y en mayo de 1922 el Cementerio Sefaradí.
Cabe señalar el hecho que para los años 1916- 1922, ya existiera una división en dos comunidades, y que dos instituciones diferentes, estuviesen abocadas al mismo fin comunitario; esto puede implicar, que, pese a que no existen datos sobre el numero, y status de estos judíos, el numero era lo suficientemente grande como para poder sobrellevar cada una de las comunidades por separado la difícil tarea de adquirir separadamente los terrenos destinados a sus cementerios, realizar los acondicionamientos pertinentes, y seguir cumpliendo con el resto de las necesidades comunitarias.
Con la corriente inmigratoria de 1920 se redimencionaliza la vida comunitaria, Se crean : "Sociedad de Residentes" "Cajas de Préstamo", "una Biblioteca", un Restaurante para obreros", etc. De acuerdo a los servicios prestados es posible entender que tanto la dirigencia comunitaria de entonces como la comunidad en si se abocó a la creación de infraestructuras orientadas a mejorar el nivel de vida de los judíos ya radicados, y de aquellos que podrían venir, centrados en el concepto de una organización orientada para aquellos fines. Cajas de Prestamos, Biblioteca, Comedores de Obreros, dan cuenta de ello con facilidad.
En 1931 se crea la KEHILA ASHKENAZIT, y en 1932 la KEHILA SEFARADIT, máximas instituciones que pasan a centralizar toda la vida judía de cada una de las comunidades En el año 1936, es creada la NUEVA CONGREGACION ISRAELITA (organización destinada a centralizar a los judíos de origen alemán.

En noviembre de 1927 se inauguro el Cementerio Askenazi, y en mayo de 1922 el Cementerio Sefaradí.
Cabe señalar el hecho que para los años 1916- 1922, ya existiera una división en dos comunidades, y que dos instituciones diferentes, estuviesen abocadas al mismo fin comunitario; esto puede implicar, que, pese a que no existen datos sobre el numero, y status de estos judíos, el numero era lo suficientemente grande como para poder sobrellevar cada una de las comunidades por separado la difícil tarea de adquirir separadamente los terrenos destinados a sus cementerios, realizar los acondicionamientos pertinentes, y seguir cumpliendo con el resto de las necesidades comunitarias.
Con la corriente inmigratoria de 1920 se redimencionaliza la vida comunitaria, Se crean : "Sociedad de Residentes" "Cajas de Préstamo", "una Biblioteca", un Restaurante para obreros", etc. De acuerdo a los servicios prestados es posible entender que tanto la dirigencia comunitaria de entonces como la comunidad en si se abocó a la creación de infraestructuras orientadas a mejorar el nivel de vida de los judíos ya radicados, y de aquellos que podrían venir, centrados en el concepto de una organización orientada para aquellos fines. Cajas de Prestamos, Biblioteca, Comedores de Obreros, dan cuenta de ello con facilidad.
En 1931 se crea la KEHILA ASHKENAZIT, y en 1932 la KEHILA SEFARADIT, máximas instituciones que pasan a centralizar toda la vida judía de cada una de las comunidades En el año 1936, es creada la NUEVA CONGREGACION ISRAELITA (organización destinada a centralizar a los judíos de origen alemán.

cara7.jpg

Los judíos, los números , y los muertos



7 Y Abraham se levantó, y se inclinó al pueblo de aquella tierra , a los hijos de Het,
8 y habló con ellos , diciendo: si tenéis voluntad de que yo sepulte a mi muerta de delante de mi, oídme, e interceded por mi con Efrón hijo de Zohar ,
9 para que me dé la cueva de Macpelá, que tiene en el extremo de su heredad; que por su justo precio me la de, para posesión de sepultura en medio de vosotros
Génesis 23

Desde que Abraham se preocupo por la compra de la cueva de la Macpela, hasta hoy día, el tener seguro un lugar donde enterrar a sus muertos ha sido una de las preocupaciones mas grandes de las distintas comunidades judías en distintos lugares y en distintos periodos. Para quien conoce lo que, según la tradición significa el entierro, no se asombraría. Pero, pese a todo estos no es fácil encontrar la razón por la cual una comunidad judía como la uruguaya no se haya abocado a la creación de registros. Algo que debe de tomarse en cuenta es que el hecho de contar ( censar ) esta prohibido de acuerdo a la religión judía ( y posiblemente el recuerdo de lo que le paso al Rey David cuando rompió con esta regla- Samuel 2:24-- haya quedado muy grabado en la memoria de todos, y tanto es así que según la tradición a las personas se las cuenta precedidas de la palabra "no" : no uno, no dos, no tres, etc ) o simplemente el estar acostumbrados a las persecuciones diaspóricas a los constantes cambios, haya terminado por vencer toda iniciativa, pero el hecho es, que las unicos datos acumulados a través de los años en nuestras comunidades judías son los que se puede encontrar en los registros fúnebres ( es decir : el nombre- el sexo-, la nacionalidad la edad del difunto, la seccional judicial a la cual pertenecía, la fecha de su muerte, y las causas que la provocaron). Basado en estos datos provenientes de los libros de las comunidades askenazi y sefardí, junto con una lista de inmigrantes judíos provenientes de ultramar entre los años 1896 y 1921, se ha realizado este trabajo.
Se quiere dejar constancia que dado el numero de casos que se pudo manejar la precisión de la evaluación se vera lógicamente afectada. En el caso de las gráficas se tuvo la necesidad de promediar para mantener una visión de la realidad lo mas exacta posible.
También es importante aclarar que siempre se ha tomado el total de los datos aparecidos en los registros, a excepcion de la comunidad ashkenazi año 1976.
El trabajo se ha organizado de la siguiente manera:
Comparar a las comunidades judías con la población montevideana
Comparar a las comunidades judías entre si.
Plantear algunas conclusiones de los datos que han manejado.

Cuando se compara a las comunidades, se ha de tomar a la población montevideana que aparece en los anuarios estadísticos correspondientes como punto de referencia. Se ha tomado arbitrariamente el numero de 25 años como sinónimo de generación, para poder estudiar a tres generaciones judías uruguayas, y una cuarta 18 años después. Es por eso que se ha tomado los datos de los años 1927-1928, 1952 , 1976 y 1993. A los años 1928 y 1927 se los ha tomado como una unidad ya que cada año por separado no superaban 25 registros.


PRIMEROS CUADROS DE DATOS

Estos cuadros pretenden establecer la relación entre las EDADES y los PORCENTAJES de muertes que le corresponden a cada una
AÑO 1927/8

4escala.jpg


· Ashkenazim 200 registros
· Edad promedio de muerte
· Ashkenazim 76 años
A continuación, tres cuadros en los, que aparecen. estas dos comunidades comparadas con los habitantes de Montevideo respecto a las causas de la muerte.Se han elegido estas tres causas en particular por las razones que se detallan :



· Las enfermedades infectocontagiosas servirán como un indicador de las condiciones de vida en que se encontraban los inmigrantes ( pretendiéndose sacar conclusiones desde el punto de vista sanitario y también sobre el ambiente en cual se encontraban ).
En condiciones determinadas de actividad física, las defensas del organismo disminuyen; si junto a eso se consideran las condiciones alimenticias deficitarias, y ambientes poco saludables, se obtienen condiciones necesarias para una mayor difusión de estas enfermedades.
· Las enfermedades cardiovasculares, pueden llegar a reflejar las condiciones de stress que incidieron en la vida de la población estudiada, su alimentación, el tipo de actividad que desarrollaban; como condiciones de vida que permitan su incremento estadístico en detrimento de otras causas de muerte.
· El cáncer ha de compararse entre las comunidades como otro indicador más de salud.

cara7.jpg

cara7.jpg

Analizando estos datos se podra apreciar que para los años 1927-28, la edad promedio de muerte del inmigrante judío era menor que el del montevideano
Vale la pena hacer notar:
La relacion Sefaradin- Montevideanos hasta la edad comprendida entre los 25-54 años no presenta diferencias muy notorias.El índice de mortalidad de lo menores al año, de los sefaradim es menor que el de los montevideanos, lo que expresaría la existencia de condiciones de vida que así lo permitían.En el caso de los ashkenazim este índice es el doble del montevideano

Para el año 1952 - lo que se ha tomado arbitrariamente como una generación, es posible señalar una serie de cambios
significativos en los datos que se ha estudiado hasta el momento.
El indice de mortandad para los menores de un año es menor en ambas comunidades que en Montevideo. Lo que significa que la capacidad de brindarles cuidado es superior tanto al montevideano medio como a la anterior generación judía. Si bien las diferencias no son muy notables, el montevideano entre las edades de 25 a 34 años tiene un menor porcentaje de muerte que el judio inmigrado. Donde la diferencia se hace mas notoria es entre los 75 a los 100 años. Para estas edades , el montevideano supera ampliamente al judio askenazi .Es decir que los judíos " están pagando el precio" de sus condiciones de vida anteriores - de sus condiciones de inmigrantes no llegando a vivir mucho con estas eedades.El sefaradi se mantiene muy cerca de la media montevideana mientras que el judío ashkenazi esta sujeto a las condiciones deficitarias de la generación en que crecieron.

cara7.jpg

cara7.jpg

cara7.jpg

cara7.jpg

12imagen.jpg

Inmigrantes Judíos de Ultramar

ultramar.jpg

Para poder comprender con más claridad los datos que se han presentado hasta ahora, se presentarán a continuación otra serie que apuntan a clarificar aspectos socioeconómicos de los inmigrantes judíos provenientes de ultramar que hemos seguido durante tres generaciones
En este caso se ha tomado arbitrariamente el periodo comprendido entre los años 1906 a 1914. Todos los datos han sido tomados de una lista de inmigrantes judíos hecha en base a los archivos del Departamento de Inmigración..

Los datos que se han tomado son:

· Masculinos casados (mc),
· Masculinos solteros (ms).
· Femeninas casadas (fe)
· Femeninas solteras (fs)
· Niños.



Los datos obtenidos también incluyen las profesiones de estos inmigrantes - datos que si bien no van a ser desarrollados en su totalidad , serán debidamente utilizados en sus generalidades

cara7.jpg

cara7.jpg

Ashkenazim y Sefaradim


Los askenazim llegaron al Uruguay con un mayor porcentaje de casados y de niños. Los sefaradim en su gran mayoría eran solteros. Por su calidad de comerciantes, mas su estado civil, los sefaradim se encontraron con una mayor movilidad social que los askenazim. Mientras el Ashkenazi debió de tratar de encontrar su sustento dentro de ramas especificas, poco remuneradas, y, posiblemente con una gran competencia, el sefardí, tuvo la oportunidad de establecerse en el sector de servicios.
Comerciante, implica la existencia de un capital previo, todas las facilidades - relativas, claro esta - que brinda el sector "servicios ", toda la flexibilidad y toda la libertad que implica la dependencia de uno mismo ( en contraposición a los ashkenazim que debieron depender de sus patrones y de las fluctuaciones del poder adquisitivo del salario, etc ) .
Relacionando esta situación socioeconómica de los Ashkenazim, con el porcentaje de muertes infectocontagiosas, y con porcentaje de muerte infantil, podremos plantear que los askenazim habrían estado en esta primera etapa, en una condición de "subdesarrollo" con respecto al medio montevideano.Mal alimentados, asinados, y sin fuentes estables de trabajo EL 32,6% de muertes por enfermedades infectocontagiosas, mas el 47,5% de muertes entre los
menores 1 a 2 años, son -un indicador bien claro de esta situación.
Paralelamente, los sefaradim se encontraban en una situación muy similar a la del medio montevideano.
Su índice de enfermedades Infectocontagiosas no difiere mucho del montevideano, y hasta los 60 años de edad aproximadamente las condiciones podrían haber sido también similares.

Posteriormente, en nuestra segunda generación estudiada, la situación ha cambiado.

Los sefaradim representan un mismo índice de casos infectocontagiosos que el montevideano, mientras sigue con un índice mas alto de patología cardiovascular. Paralelamente los ashkenazim, han descendido notoriamente en sus casos de enfermedades infectocontagiosas, mientras que superan al sefardí en su índice de enfermedades cardiovaculares. La edad promedio de muerte de los sefaradim, sigue siendo mayor que la de los ashkenazim. Explicar este cambio tan radical de los askenazim, es algo muy difícil ( por lo menos con estos datos ). Solo se pueden proponer algunas hipótesis:
Posiblemente, el ashkenazi haya tratado de independizarse de su patrón lo mas pronto posible. Esto significa que de ser obrero en una zapatería, paso a ser patrón de su propia zapatería.
Paralelamente, y siguiendo con,. la antigua concepción que hay que tener un estudiante en la familia, si no es un hijo, que sea un yerno- esto se aplicaba principalmente a los estudiantes religiosos en Europa- lo que significa que se utilizo a la profesión universitaria como un elemento de pasaje o ascenso de clase social , lo que puede explicar las nuevas condiciones de vida que dan como resultado los cambios observables en sus índices de mortandad.
Paralelamente, el Sefaradí , se afianza en su clase media, limitándose a su movilidad dentro de la misma. Al igual que el ashkenazi , accede a estudios universitarios.

La Tercera generación estudiada

Las edades promedio de muerte han subido hasta los 69-70 años. Paralelamente se puede observar que la proporción de las muertes por causas cardiovasculares han aumentado al doble con respecto a la generación anterior, pero a la vez, al doble con respecto a la población montevideano. A nuestro entender, estos dos índices son muy claros. Solo llevando un estilo de vida determinado se puede llegar a los 70 años y fallecer por cuestiones cardiovasculares. El índice ashkenazi, también es bastante significativo Se podría decir que es similar a las condiciones que encontraríamos en países desarrollados.
En líneas generales, se podría afirmar que los judíos desde su llegada al país, socialmente, su movimiento fue ascendente pudiéndose diferenciar muy claramente entre las dos colectividades Mientras que la ashkenazi en dos generaciones paso de una clase baja a una clase media alta, los sefaradim, habrían :comenzado en una clase media baja , y habrían llegado a una clase media alta.
Si hubieran otro tipo de datos, este estudio podría ser completado con un análisis de las condiciones que propiciaron esta ascenso. Pero frente a esas carencias trataremos de proponer algunas explicaciones.
La primera y a nuestro juicio la mas importante, es la organización comunitaria, Por su naturaleza y por su idiosincrasia, la comunidad judía trato de repetir los esquemas a que estaba habituada a lo largo de su diáspora. Por un lado tenemos que en los comienzos, son los judíos argentinos que aportan su conocimiento del marco rioplatense ayudando a la incipiente comunidad judía uruguaya. Luego, y una vez creadas las bases, la colectividad se ve
fortalecida por una inmigración ascendente, que llega a una plaza en las que las bases comunitarias ya estaban creadas y desarrollándose.
Se debe señalar que la solidaridad ha sido otra característica muy importante. Es así como se crearon asociaciones de carpinteros, "cuenteniks" (vendedores ambulantes a plazos) etc. Tampoco debemos dejar de tomar en cuenta que la "tzdaka" ( la correcta ayuda al necesi tado ) dentro de la tradición judía en una "mitzva" (es decir un deber sagrado). Todo esto influyo para que la infraestructura social de los judíos se fortaleciera y permitiera su posterior desarrollo,
Luego habría que señalar el concepto de sacrificio que caracterizo a la familia judia. Pero no se hace referencia al sacrificio de trabajo propiamente dicho, sino al sacrificio del padre por darle una mayor oportunidad al hijo. Esto se ve reflejado en la situación en que mientras el hijo estudia, es el padre quién se encarga del sustento familiar. La movilidad social, el mejorar la condiciones de vida, es algo que siempre preocupo al judío, dirigido siempre hacia sus hijos.También se debería dejar planteada la duda de la incidencia en que la indemnización pagada por el Estado Alemán después de la segunda guerra mundial influyó en la situación socio económica del ashkenazi que la recibió frente a quién no la tuvo.

La cuarta generación estudiada

Tal como se ha explicitado debidamente no se han obtenido los datos correspondientes a las Comunidad Sefaradí , lo que nos permite solo comparar al montevideano con el judío ashkenazi.
Mientras que en Montevideo se registran casos de muertes debidas a enfermedades infectocontagiosas, los judíos ashkenazim, nuevamente no registran casos.
El sensible aumento de los ashkenazim frente a los montevideanos en materia de enfermedades cardiovasculares señalan la concurrencia de los factores de riesgo necesarios como para justificar esta cifra.
Lo mismo se podría de afirmar con respecto a la doble proporción de muertos por cáncer entre los montevideanos y los ashkenazim. En otras palabras, los ashkenazim presentarían una menor concurrencia de factores de riesgo que la media montevideana.
Si a la población del Uruguay en general, de acuerdo a los valores sanitarios que presenta es estudiada y entendida como la de un país del "primer mundo", el judío ashkenazi presentaría un perfil acorde a la realidad uruguaya.
La historia podrá dejar constancia que de una situación poblacional de subdesarrollo con respecto al medio, en poco más de 60 años , el judío askenazi ha logrado equipararse a la situación poblacional del medio montevideano.
Sería injusto no mencionar que todo ha sido posible por que el pueblo uruguayo en general y el montevideano en particular, democráticamente ha ofrecido las mismas posibilidades a todos, lo que habría sido una de las bases que pueden justificar los resultados observados.

Para finalizar este trabajo, sobre un mapa de Montevideo se esbozará el movimiento físico de la colectividad judía . Cabe señalar que se ha utilizado como referencia la seccional judicial en la que fue expedido el certificado de defunción correspondiente. A partir del año 1975 los certificados no son inscriptos según la seccional judicial, sino a la letra del apellido, lo que implica que la variación físicas posterior no se puedo registrar en los planos que aquí son utilizados.
Para el año 1993, de acuerdo a la dirección del difunto se ha realizado el mismo planteo debiéndose dejar constancia que los dos primeros planos fueron extraídos de la Biblioteca Nacional y corresponden aproximadamente a los años en cuestión
Hay que señalar que los puntos solo pretenden reflejar la proporción de cada
una de las colectividades en cada una de las seccionales judiciales La colocación de los mismos es pura mente arbitraria.


cara7.jpg

cara7.jpg

cara7.jpg

Barrios de Montevideo a los cuales se
han ido desplazando los Judío en Montevideo



Ciudad Vieja
Barrio Sur y Centro
Palermo Cordón
Aguada y La Comercial
Unión
Malvín Punta Gorda
Carrasco
Reducto, Goes,La Figurita
La Blanqueada
Buceo, Parque Batlle



Los Judíos en Israel

cara7.jpg

Si nos atenemos al relato bíblico de la creación del hombre, deberemos aceptar, que con su creación vino incluido una serie de prerrogativas u opciones que poseemos para enfermarnos. Es así que un pulmonía es igual para todos los hombres de todas las culturas en todo el mundo.
Dicho en otras palabras, los seres humanos sabemos enfermarnos de la misma manera a pesar de nuestras diferencias.
Paralelamente deberemos de hacer notar que los aspéctos socioculturales intervienen como variaciones que permiten crear una serie de vías secundarias por las cuales puede cursar cada una de las enfermedades que podamos estudiar.
La intención de las siguiente líneas, es la de comparar algunas causas de muerte de los judíos ashkenazim en la ciudad de Montevideo del año 1993, con la población judía del estado de Israel en el mismo año.
Las causas de muerte a ser comparadas serán : Enfermedades Cardiovasculares y Cáncer ( ya que en materia de Enfermedades infectocontagiosas , la población askenazi del año a encarar no registra datos ).
Pero antes sería necesario aportar una serie de datos de la población judías israelí.
Los datos a ser presentados provienen de :
Statistical Abstract of Israel 1993 Nº 44 Central Bureau of Statistics.
Kupat Jolim Distrito Hasharon
Atención Primaria de Salud y Medicina Comunitaria- Dr Leonardo Szpirman- Centro de estudios Cooperativos y Laborales Abraham Alón

Población Total 5.195.900
Población Judía 81.6%
Densidad por km2 236.8 habitantes
Espectativa de vida al nacer-
Judíos 75.4 los hombres
79 las mujeres

No Judíos 74.2 los hombres
75.7 las mujeres

Espectativa de vida a los 65 años de edad
18.7 los hombres
20.9 las mujeres

Nutrición
Consumo diario de calorías por habitante 3.074
Proteinas 96.6 gr.
Grasas 117.3gr


Población cubierta por seguro de salud 96.5%

Presupuestos de los Servicios de Salud en Israel para el año 1993
8.044.000.000 shekel (7.5% del PNB)


Hospitales e investigación 40.7%
Servicio Ambulatorios y Medicina Preventiva 32.6%
Servicios Dentales 12.0%
Medicamentos 4.1%
Médicos Privados 4.9%
Administración 0.8%
Inversiones a Largo Plazo 4.9%
Gasto Aprox por Persona por año U$S 750



Principales causas de mortalidad para la población judía- Tasa por 100.000 habitantes

Enfermedades Cardiovasculares 303
Neoplasmas Malignos 140
Diabetes 16
Hipertensión 10

TUMORES MÁS FRECUENTES EN ISRAEL

cara7.jpg

ALGUNAS ENFERMEDADES POR SEXO Y EDAD PARA MAYORES DE 65 AÑOS
Tasa de Prevalencia por 100

cara7.jpg

JUDIOS DE AQUÍ Y DE ALLÍ

aquialli.jpg

.............cardiovascular %..........cancer %
israelies.............42....................20
uruguayos.........44....................10,5



JUDÍOS DE AQUÍ, ALLÍ Y MONTEVIDEANOS

aquimon.jpg

.................cardiovascular %......cancer %
Jud. Israel..............42...............20
Jud. Montevideo......44...............10,5
Montevideanos........36...............22

A pesar que los datos darían para pensar en plantear algunas hipótesis sobre los que reflejan, las mismas deben de ser tomadas muy superficialmente.
La verdadera intención de las últimas tablas fue la de ver que tan diferentes o iguales nos hace la distancia.
A pesar que los judíos israelíes estàn más sometidos a presiones de stress - tales como el estado de guerra que se vive desde la creación del Estado, la realidad cotidiana israelí, etc, presentan una pequeña diferencia en relación a las causas cardiovasculares en relación a los judíos montevideanos.
A su vez, los montevideanos presentan una diferencia ya más significativa con respecto a los dos datos judíos.
Una posible vía de explicación no científica debería apuntar a la tendencia del judío a hacerse mala sangre por todo -, especialmente las idishe mames.
En relación al cáncer la similitud entre los judíos israelíes y los montevideanos, no sorprende tanto como los datos aportados por la colectividad ashkenazi.
Esto también debería de poder explicarse, pero se carecen de datos suficientes como para poder elaborar hipotesis serias.
Se considera que la simple presentación de los datos ya de por sí cumple con su cometido

A los dirigentes comunitarios.

La presentación de los datos, por un lado, y la falta de otros en el presente trabajo debería servir para reflexionar, especialmente sobre la forma de encarar el futuro, y la necesidad de tener datos objetivos sobre los cuales proyectar y planificar el futuro
Por un lado, nuestras comunidades en forma directa o indirecta prestan una serie de servicios sanitarios que, por falta de un censo, son realizados a demanda , lo que determina que no se puedan ni cuantificar ni racionalizar. Esto trae aparejado que los servicios que se prestan actualmente son más costosos y menos eficientes que lo que realmente se podría hacer.
Paralelamente al no tener los datos necesarios , se hace imposible realizar predicciones, ni en este ni en otros temas.
Finalmente, el autor se considera en la obligación de plantear la necesidad de encarar a la actividad cultural de la comunidad , como otra fuente de
Educación para la Salud.
La finalidad de la educación para la salud es la de brindar a los individuos los elementos necesarios como para que puedan convertirse en agentes activos en el cuidado de su propia

salud; es la base de toda prevención en materia sanitaria.
El judaísmo dentro de sí presenta una serie de medidas sanitarias que bajo forma de mitzvot ( obligaciones religiosas) como la comida Kasher, llegan a proponernos medidas higiénicas en distintos aspéctos de nuestra vida cotidiana
¡La difución de estos valores dentro de un contexto adecuado deberá ser una opción a ser debidamente tomada en cuenta !
La tarea educativa preventiva en materia sanitaria, deberá ser incluida dentro de los cometidos de nuestras dirigencias, en un momento de la historia en que por fin al concepto de calidad de vida se le está dando el lugar que le corresponde. Un ejemplo muy claro nos lo dan las cifras referidas a la problemática cardiovascular. Los factores de riesgo y la prevención de los mismos, hoy día son perfectamente conocidos. Si la realidad actual nos señala que el 44% de los judios ashkenazim han muerto de este tipo de complicaciones, y que las mismas han significado un costo económico y emocional para todos, el mejorar la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras a través de una correcta educación sobre el tema debe de ser debidamente analizada.
Nuestros valores éticos y filosóficos solo nos pueden llevar a enseñar y aprender a vivir mejor.

Introduzca el contenido de soporte